Un acelerómetro microscópico en las orejas, la nueva tecnología de la Fórmula 1

Hace ya casi tres años que el instituto de la FIA ha estado trabajando en este nuevo artilugio que podría revolucionar la seguridad de los pilotos dentro del monoplaza; os presentamos el acelerómetro microscópico en las orejas, que comenzará a utilizarse en los próximos meses.



Desde 2010, el ‘FIA Institute’ ha estado investigando cómo obtener datos reales de las fuerzas G que soportan los pilotos en los diversos accidentes que pueden tener a lo largo de una temporada. En colaboración con ‘ST Motion MEMS’, han conseguido desarrollar un pequeño artilugio que mediría estos parámetros desde el oído externo de los pilotos.
El novedoso aparato consiste en un microchip de última tecnología, parecido a los que los actuales smartphones llevan integrados actualmente, de tan sólo 3 milímetros de tamaño, que puede ser integrado en los tapones de silicona que se utilizan para sujetar los auriculares de la radio que establece la comunicación muro de boxes-piloto.
Las ventajas de este nuevo sistema del acelerómetro microscópico en las orejas son claras; la FIA y los ingenieros de los equipos se ahorrarán una gran cantidad de tiempo en investigar que fuerzas actuaron en el accidente y qué sucedió exactamente. Además, las ventajas médicas también son relevantes. Los médicos del circuito tendrán a su disposición de manera inmediata la fuerza G que soportó la cabeza del piloto en cada instante, facilitándose el posible diagnóstico y reduciendo los márgenes de error ante una posible lesión cerebral.
En 2010, la FIA retrasó su implantación debido a que no se contaba con la tecnología necesaria para crear un microchip que no molestase al piloto de Fórmula 1 durante su pilotaje; pero con la gran evolución que este campo ha experimentado en los últimos años, los acelerómetros microscópicos en las orejas serán instaurados antes del verano, según asegura Andy Mellor en ‘BlogF1’.
Se trata de un sistema micro-electromecánico, por lo que si se mira al microscopio electrónicono se ven cables, pero sí pequeñas estructuras.
Nos hemos puesto ya en contacto con los equipos de la F1 para probarlo ya durante esta temporada. Haremos una evaluación técnica y una final. Antes del verano, sabremos cómo integrarlo lo mejor posible y podremos valorar los datos recogidos.

Los acelerómetros microscópicos en las orejas no sólo recogerán datos cuando se produzca un fuerte impacto como consecuencia de un accidente, sino que irán almacenando los datos de cada curva, recta o frenada en todo momento. De este modo, los equipos y la FIA tendrán a su disposición unos datos que en casos extremos pueden salvar a un piloto, gracias a la consiguiente rápida y efectiva actuación del equipo médico que se encuentra en cada circuito del Mundial.
Esta nueva tecnología comenzará a probarse en los próximos meses, como reconoce el jefe de asuntos técnicos del ‘FIA Institute’. Los datos obtenidos determinarán si este artilugio, tras varios años de desarrollo y testeo en los laboratorios, está preparado para introducirse en el día a día de los pilotos. Por este camino llegaron el ‘HANS’, el habitáculo indeformable o los cables que sujetan las ruedas al monocasco, sin duda el instituto de seguridad de la FIA continúa investigando en pos de la seguridad sobre el asfalto.
Con tan sólo 10 gramos de peso, este microchip que irá introducido en los auriculares de la radio de los pilotos, será capaz de detectar las altas fuerzas G que soportan los cuellos y cabezas de cada uno de ellos durante la carrera. El trabajo de ‘ST Motion MEMS’ ha sido, sin duda, enorme; consiguiendo mejorar los acelerómetros tradicionales de los smartphones, que tienen que detectar fuerzas muy ligeras, y evolucionarlos hasta los acelerómetros microscópicos en las orejas que se utilizarán en la Fórmula 1 en poco tiempo.
Fuente: f1actual

Anuncios