La F1 podría amplificar el sonido de los motores V6 de forma artificial, según Ecclestone

El responsable de la celebración del Gran Premio de Australia opina que el nuevo propulsor suena como una “cortacésped”

Con las nuevas reglas de los motores V6 para la próxima temporada, la preocupación de los mandamases de la Fórmula 1 se cierne sobre el posible ruido que producirán las nuevas máquinas. Y es que el sonido es uno de los factores de atracción de este deporte, tanto aficionados como integrantes del Gran Circo miran con preocupación el efecto de los nuevos propulsores. Bernie Ecclestone tiene una solución, un tanto rocambolesca, y es amplificar artificialmente el sonido de los motores.


El jefe de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, está preocupado porque el próximo año el Gran Circo puede perder parte de su atractivo para los aficionados, cuando los motores V6 Turbo no logren resonar tan fuerte o igual que los propulsores V8 actuales.
Aunque admite que no es su opción preferida, el británico reveló que aumentar artificialmente el sonido del motor V6 es una posibilidad. “Tal vez podamos hacer que suenen como los motores actuales“, declaró. Por su parte, el responsable de los promotores de Grandes Premios, Ron Walker (encargado de la celebración de la prueba en Australia), también muestra la preocupación del grupo. “Como Bernie identificará, el (V6) suena como un motor de cortacésped, y vamos a luchar contra esto con uñas y dientes“, afirmaba al periodista económico especializado en F1, Christian Sylt.
Otro riesgo es que el sonido de “cortacésped” de los V6 Turbo pueda producir un rechazo en muchos aficionados, que no estarían satisfechos con el sonido del propulsor. “Lo que Ron (Walker) está diciendo es que tienes que asegurar que los motores llegarán a 16.000 revoluciones“, dijo Ecclestone. “Eso fue lo acordado, y ahora sabemos que no llegarán a las revoluciones, pero para nada. El caudal de combustible ya se ha acordado, pero incluso si tienes grandes tanques todavía no es posible alcanzar las (16.000) revoluciones”.
Menos preocupados públicamente están los propios fabricantes de motores, que ven en la nueva normativa un paso positivo en la era moderna del automóvil. Aunque se espera que Honda vuelva a la F1, y con rumores sobre Volkswagen y Toyota, que también están interesados en las nuevas reglas con los V6, Ecclestone cree que el cambio radical de las regulaciones es realmente un riesgo para los proveedores. “El peligro es que lo que pasará es lo que siempre pasa con los fabricantes, y es que si no funciona pararán“, declaró el británico a Autoweek.
Además Walker agregó que en 2011 el presidente de la FIA, Jean Todt, le habló de un posible proyecto para el futuro: “Todt me dijo en Australia que lo próximo que van a tener es un híbrido. Le dije: ‘¿qué pasa con el ruido?’ y dijo que pondrán un altavoz en la parte trasera del coche. ¡Dios todopoderoso!“.
Fuente: caranddriverthef1
Anuncios