Ferrari y los túneles de viento, la historia sin fin.

Como ya se está volviendo una costumbre de cada temporada, Ferrari una vez achaca sus pasos de cangrejo (caminar hacia atrás) al pobre e infame túnel viento, la victima esta vez está ubicado en Colonia – Alemania.

650_1000_túnel de viento

Hagamos un poco de memoria y viajemos en el tiempo, año 2011 después de perder el título a manos de RedBull en Yas Marina –genialidad del pitwall de la escudería de la bebida energética por cierto, estratégicamente hablando- toda la esperanza estaba depositada en la F150° Italia, bueno toda la esperanza se esfumó rápidamente pues literalmente el auto se arrastraba; era momento de dar explicaciones y encontrar culpables, el culpable de tan penoso auto tenía nombre y apellido “Túnel de Viento” según los muchachos de Maranello el túnel de viento estaba “desfasado” y arrojaba datos erróneos, entonces viajaron a Colonia – Alemania para usar el túnel de viento de Toyota uno de los sofisticados actualmente, que además usan otras escuderías como por ejemplo McLaren y Marussia.

Túnel de viento de Toyota. Imagen: formulaf1.es

Túnel de viento de Toyota. Imagen: formulaf1.es

imagen: motorpasionf1

imagen: motorpasionf1

Han pasado 2 años de eso, Ferrari trasladó su programa de desarrollo aerodinámico a Alemania, en el 2012 hubieron mejoras con respecto al 2011, la F2012 volvió a pelear hasta la última carrera, quizá la mala suerte de abandonar 2 carreras claves para el campeonato (Spa-Francorchamps y Suzuka) le costaron a Alonso el campeonato, pero más allá de eso el desarrollo del auto “no fue el esperado” en otras palabras las mejoras sólo empeoraron el auto, les suena conocido no?

El comienzo del 2013 debe estar entre los mejores en los últimos 4 años, la F138 llegó a Australia como el más competitivo, padeciendo en clasificación pero con un ritmo de carrera demoledor. A pesar de no conseguir la victoria, el futuro se veía prometedor, con un RB9 “hambriento” que destrozaba los neumáticos traseros, con Mercedes que a duras penas llegaba al final y un McLaren que no estaba a la altura, los rivales parecían estar por fin al alcance.

Con dos victorias bajo el brazo, una en China y otra en Barcelona, llegaba el momento de las “actualizaciones” y así dar el salto de calidad, pero tal cosa no sucedió en Mónaco algo cambió, las “mejoras” dejaron muy lejos de la punta al equipo, pero como era Mónaco la “burbuja” del campeonato, el optimismo seguía y Canadá era la prueba de fuego. Bueno en Canadá la cosa no cambió, y volvieron los fantasmas, las “mejoras” sólo perjudicaban a la F138, incluso el fuerte hasta ese momento, el tan ansiado “ritmo de carrera” ya no era suficiente.

En Silverstone y Nürburgring, las cosas no mejoraron, sólo empeoraron, y lo que muchos tifossi temían, una vez más se estaba dando, Ferrari sistemáticamente empeoró el auto convirtiéndolo hoy en día en el 4to equipo de la parrilla, el increíble salto de calidad de RedBull, Mercedes y Lotus, solo evidencia la mediocridad con la que se manejan ciertas áreas de desarrollo en Maranello.

Una vez más era tiempo de buscar culpables, dar explicaciones, y la famosa frase “las mejoras no funcionaron como se esperaban” volvía a aparecer -por lo menos di Montezemolo no salió con la frase “Nosotros no hacemos aviones, hacemos coches” aún-  y previo al Gran Premio de Hungría, el jefe de diseño de Ferrari, Simone Resta, salía a crucificar al ya tan machacado túnel de viento, al parecer el túnel de Toyota sufrió una avería que llevará todo el mes de agosto repararlo, pero además Resta dejó entrever que trasladar todo el departamento de desarrollo aerodinámico a Colonia – Alemania y trabajar allí representa un gran problema porque la base de operaciones de Ferrari está en Italia.

En palabras de Simone Resta:

Es difícil esta situación. Todavía estamos luchando para resolver el problema… Estamos trabajando en un túnel de viento ajeno teniendo nuestro propio túnel y esa situación es preocupante. Vamos a intentar solucionar el problema para el final de este verano.

Así que aunque cueste creerlo Ferrari y los túneles de viento tienen una extraña relación, tienen tanta mala suerte, o el destino les juega una extraña vendetta por aquella frase de Don Enzo:

La aerodinámica es para hombres que no pueden construir motores.

Lo cierto es que a Ferrari le quedan 2 carreras para enderezar el rumbo; Spa-Francorchamps y Monza, si las cosas no mejoran tal vez sea tiempo de mirar hacia 2014, no sin antes realizar grandes cambios internos dentro de la Scuderia, como saben los resultados son los que mandan.

Anuncios