Especial Wolfgang Von Trips

Wolfgang Graf Alexander Albert Eduard Maximillian Reichsgraf Berghe von Trips nació el 4 de mayo de 1928 en Kerpen-Horrem.

Por: @inkp789

WVT

Era único hijo del Conde Von Trips, como tal heredero legítimo de una dinastía que se remontan a los anales de la Orden Teutónica. Dicha dinastía tuvo presencia constante y mantenida en la historia militar y política germánica durante mil años a las órdenes del Kaiser. Su familia participó activamente en administración de Alemania, hasta que durante la República de Weimar fueron apartados. No cayeron en desgracia, ya que su padre decidió dedicarse a la administración de sus vastas posesiones, siendo un gran terrateniente.

“Wolfchen”, como lo llamaban sus padres, tuvo una infancia feliz y llena de comodidades en una Alemania en desgracia. Durante su infancia, “Wolfchen” enfermó de poliomelitis, pero gracias a los recursos económicos de la familia pudo recuperarse. Dicha enfermedad de libró de ingresar a las Juventudes Hitlerianas, lo que alegró bastante a su padre. Igual el joven Wolfgang participó en parte de la Guerra, y cavó trincheras junto a su padre en Colonia. Ahí fue cuando comprendió como entendían los Von Trips el patriotismo.

Durante la estadía del Alto Mando Aliado en el Castillo Von Trips, su padre busco relacionar a su hijo con los ingleses y estadounidenses. Todo esto, por que su padre comprendía que la Guerra acabaría y los Von Trips debían cumplir con su deber de levantar Alemania. En 1946, terminada la Guerra, Wolfgang Von Trips fue enviado por su padre a la Universidad y luego recibió el título de Ingeniero Agrónomo.

Sin embargo, su primer título fue la Licencia de Conducir y en 1950 participó de la primera carrera de coches.

j1z8.jpg

Sabía Wolfgang que esa afición no sería del agrado de sus padres, más aún cuando para él era la profesión en la que pensaba dedicarse. En el verano de 1953, Wolfgang Von Trips le planteó dicha situación a su familia, en especial a su padre. Cuentan que Wolfgang se acercó a su padre para pedirle hablar de su futuro, a lo que el accedió con gusto. Le explicó que no trabajaría en sus tierras, a lo que su padre replicó que si había una oferta mejor quizá seria lo mejor  Wolfgang simplemente le dijo: “No voy a trabajar como Ingeniero, quiero ser piloto de carreras.”

 El mundo de las carreras no era extraño para los Von Trips, de hecho Nürburgring pasaba muy cerca de sus propiedades. El viejo Conde vio morir a muchos pilotos en el entonces conocido “Infierno Verde”, pero también vio triunfar a otros. Y como los triunfadores se volvieron verdaderos héroes para los lugareños y todos los aficionados. Su padre tuvo un profundo debate, sabía que pocos pilotos sobrevivían, pero sabía también que Alemania necesitaba héroes.

La conversación que dicen tuvo con su padre, hace lagrimear a más de un fan de la Fórmula 1.

– Hijo mío, recuerda quién eres. 

– Sé quién soy, padre: el último Von Trips. 

– En efecto; tú no puedes ser un piloto de carreras más; si quieres correr, tendrás que ser Campeón del Mundo de F1.
– Lo seré, padre.
– Lo serás… o morirás en el intento. Toda Alemania te estará mirando, recuerda siempre quién eres. 
– Lo tengo presente siempre padre; no correré por mí, ni por ti, ni por nuestra familia. Correré por Alemania, para que todo el mundo vea cómo somos, para que todos los alemanes vean cómo deberíamos ser. 

Luego de esa conversación, el Conde hablo con Porsche para facilitarle un coche de competición a su hijo. Así, Wolfgang Von Trips participó en 1954 en varias carreras de “Mille Miglia”. En 1955, formo parte del equipo Mercedes en el campeonato de Turismos.

pt4f.jpg

Y en 1956 corrió las 24 horas de Le Mans formando pareja con el Conde Von Frankenburg, acabando en 5ta posición. En 1957, Wolfgang Von Trips firmaba su contrato con la Scudería Ferrari e iniciaba su camino en la Fórmula 1.

75so.jpg

Lastimosamente, su primera temporada no fue memorable, ya que terminó en 14ta posición. De 8 carreras, solo pudo participar en 3. Argentina, Mónaco e Italia. Su pilotaje era muy agresivo, lo que le llevo a estrellarse innumerables veces, incluso antes de tomar la salida, durante los entrenamientos.

Pero también, su atractivo físico, juventud y porte aristocrático lo llevaron a convertirse en uno de los pilotos favoritos de la prensa. Dicen que muchas mujeres empezaron a ser fans de la F1, gracias a Wolfgang Von Trips. Es que, a parte de tener billetera, era un autentico galán, más su exquisita educación y arrolladora simpatía lo convirtieron en un ícono de la F1. Aunque al ser habitué al chocar e irse fuera de la pista, le valió el apodo de “Conde Von Crash”.

En Monza 1957, finalizó 3ro, dos vueltas por delante del piloto 1 de Ferrari, Mike Hawthorn. Compartió podio con Stirling Moss y Juan Manuel Fangio. El objetivo de su padre se logró, Wolfgang era un ídolo de masas en Alemania, el héroe que necesitaban.

La temporada 1958 lo encontró en una situación particular, Juan Manuel Fangio, el penta, se había retirado. Pero no fue un buen año para el “Conde Von Crash”, ya que su compañero saldría campeón del mundo. Mientras él, con la misma Ferrari, solo podía terminar 11mo. De 11  carreras, participó en 6, acabando 3ro en el GP de Francia.

El año 1959, convertido en referente del automovilismo deportivo alemán, ficho por Porsche, cimentando su carácter de héroe nacional. Pero la temporada no fue de lo mejor, por la escasa competitividad del auto, no logro puntos. Solo disputó 1 GP. Esto, le obligó a volver a Ferrari en el GP de USA 1959, donde acabo 6to.

La temporada 1960 le sirvió para enderezar el rumbo. Disputo 9 de 10 carreras, la última en un Cooper. Sumo 10 puntos, ubicándose en la 7ma posición.

Así llego la temporada 1961, la que fue su temporada. Un cambio en el reglamento técnico, reducía los motores a 1.5 litros. Dicho cambio, permitió a Ferrari recuperar la primacía en el campeonato con su F156 “Sharknose”.En dicha temporada, los dos pilotos titulares de Ferrari, Wolfgang Von Trips y Phil Hill lucharían por el título.

Wolfgang Von Trips consiguió el triunfo en Holanda y Gran Bretaña, además finalizo 2do en Bélgica y en su natal Alemania.

imah.jpg

Wolfgang Von Trips en el GP Gran Bretaña 1961

ed88.jpg

Luego de vencer en el GP Británico, Von Trips serio y con la corona de laureles

Así, llegaban a Monza, la penúltima carrera de la temporada. Un tercer lugar, le daba el título a Von Trips. El sueño de su padre, la ilusión de toda Alemania. Un país que buscaba recuperar su orgullo perdido. Y nuevamente un Von Trips era parte de esa batalla decisiva. La carrera despertó una tremenda expectación en Alemania y muchas radios retransmitirían la prueba. Von Trips dejó de lado el apodo “Von Crash”, terminando 5 de 6 GPS en aquel momento.

Pero Hill gano 5 pole positions ese año, las clasificaciones siempre le dificultaban al Conde. Pero en aquella sesión de clasificación, el piloto alemán voló sobre el asfalto de Monza. No era su circuito favorito, por algo sufrió 3 accidentes en los últimos 5 años. Pero aquel día, Von Trips piloto con su agresividad y falta de prudencia habitual, pero esta vez no cometió errores. Se hizo con su primera pole position como piloto de Fórmula 1.

Llego aquel 10 de septiembre de 1961, en el que se decidía el campeonato del Mundo de Fórmula 1.

Wolfgang Von Trips aparecía calmado, simpático y comunicativo como siempre.

cbby.jpg

La largada fue normal, pero un error de Von Trips lo mando a la sexta posición. Ahí empezó su remontada, recuperando dos lugares, pero tenía 3 Ferraris como la suya enfrente. Y en ese momento sucedió, al final de la segunda vuelta Jim Clark intenta pasarlo antes de llegar a la Parabólica. Tratando de sobrepasarlo, se produce el contacto en la frenada y la Ferrari sale despedida. El Conde Von Trips también salio despedido de su monoplaza y término en el césped.

9g0j.jpg

 Aquí se puede ver parte del accidente:

También murieron 14 espectadores que estaban ubicados indebidamente en ese lugar. La escena parecía un campo de batalla, varios cuerpos tendidos sobre la hierba en caótico desorden. Y entre todos ellos, muerto pero no vencido, el del Conde Wolfgang Von Trips.

lqle.jpg

El cuerpo de Von Trips, inerte, luego del accidente

No hubo caso, Wolfgang Von Trips falleció al instante. Phil Hill ganaría la carrera y se enteraría de la muerte de su compañero luego del podio. Hill y Ferrari, por respeto a su compañero caído, no se presentaron en el GP de USA. Jim Clark reconoció que durante toda su vida no pudo olvidar el accidente que costo la vida de Von Trips. Inclusive, dicen que modificó su estilo de manejo. Respetando la distancia a la hora de adelantar.

El circuito de Monza fue modificado a sus 5 Km. actuales y se mejoró la seguridad de los espectadores. Parece ser que la muerte era el destino del Conde, ya que luego tomaría un avión a EEUU, que chocó en Escocia.

Toda Alemania lloró la muerte del Conde Wolfgang Von Trips, y se convirtió en leyenda. Fue una fuente de inspiración para las jóvenes promesas del automovilismo germano. En honor a Wolfgang, el escudo de los Von Trips luce la leyenda “In morte vita” que significa “Hay vida en la muerte”.

Von Trips construyo un circuito de karting para que los jóvenes que soñaban con la F1 pudieran practicar. Unos meses antes de su muerte, vendió el circuito a un tal Rolf Schumacher. En ese circuito entrenarían dos pequeños niños, un tal Michael y un tal Ralf.

33 años después (la misma edad de Von Trips al fallecer) Michael lograría lo que el Conde no pudo. Hoy hay una estatua en honor a Wolfgang Von Trips.

rx3v.jpg

También se hicieron conmemoraciones postales.

c02v.jpg

Wolfgang en la previa de un GP, se puede apreciar el escudo de los Von Trips en su casco.

rt97.jpg

Así finaliza este homenaje a Wolfgang Von Trips, que se convirtió en leyenda.

utk0.jpg

Anuncios