Curiosidades: Gran Premio de Brasil

Se viene la última carrera de la temporada 2013 y por ende el último post de curiosidades sobre los circuitos de este año.

Por: @cbenitz

En 1938, dos promotores de construcción locales, que pretendían llevar a cabo un gran proyecto inmobiliario, compraron un enorme  terreno en Sao Paulo. Pronto quedó claro, sin embargo, que una parte de la tierra no era apta para la vivienda; por lo que decidieron construir un circuito de carreras en su lugar. Sao Paulo creció a una velocidad increíble y pronto el circuito estaba rodeado de casas.

En la década de 1970, cuando Emerson Fittipaldi comenzó a tener éxito a nivel internacional, los brasileños empezaron a querer un Gran Premio. En 1971 y 1972 Interlagos acogió eventos pequeños, pero en 1973 la pista llevó a cabo su primer Gran Premio. La pista se convirtió en un amuleto de la suerte para los corredores locales, Fittipaldi, Carlos Pace y Carlos Reutemann, todos tomando el botín de la victoria en la década de 1970.

En 1978, el Gran Premio se trasladó a Río de Janeiro, pero Interlagos en 1979 lo recuperó. Para 1981, sin embargo, Rio había retomado el Grand Prix, las favelas de Sao Paulo estaban en contradicción con la imagen glamorosa que la Fórmula Uno quería transmitir. Cuando un programa de remodelación de 15 millones de dólares se acordó en el apogeo de Ayrton Senna, un local de Sao Paulo, la carrera finalmente cambió de nuevo a Interlagos.

Y ahí se ha quedado. Desde la muerte de Senna no ha habido un campeón del mundo brasileño, pero la pasión de los aficionados mantiene vivo el deporte que nos vuelve locos todos los años.

Algunos datos curiosos que rodean a este Gran Premio

Curvas a izquierdas

Este circuito es uno de los pocos cuyas vueltas se realizan en dirección contraria a las agujas del reloj, de tal forma que la mayoría de curvas del circuito son a izquierdas (10 a izquierdas frente 5 a derechas). Esta peculiaridad hace que muchos pilotos consideren a Interlagos como uno de los circuitos más atractivos.

Homenaje

Interlagos fue el escenario del primer y único triunfo en la Fórmula Uno de Jose Carlos Pace y después de su muerte en un accidente aéreo el circuito fue rebautizado en su honor.

Pocos kilómetros, muchas vueltascircuito f1 interlagos brasil

Sus 4,309 kilómetros le convierten en un circuito tremendamente corto, para el que se establecen 71 vueltas. El record de vuelta rápida está en 1:11.473 (1 minuto, 11 segundos y 473 milésimas), logrado por el colombiano Juan Pablo Montoya con la escudería Williams en 2004.

“Lole” el rebelde

El argentino Carlos Reutemann lideraba con Williams FW7B el Gran Premio de Brasil de 1981. Por detrás le seguía el campeón del mundo, Alain Jones, su compañero de equipo. El tercer clasificado rodaba a casi medio circuito de distancia.

A poco del final, sin embargo, desde el muro de boxes apareció el cartel: “Jones-Reut”. Reutemann debía dejarse adelantar por Jones. Cosa que nunca sucedió y el argentino ganaba la carrera.

El Profesor: el más ganador

En Brasil, Alain Prost es el piloto que más victorias ha conseguido (6), Ayrton Senna el que ha logrado más poles (6).

Minardi casi ganó un Gran Premio

Uno de los equipos más modestos de la historia de la F1, Minardi, salió a ganar por única vez en su historia. De la mano de una estrategia de Giancarlo Minardi y el pilotaje de Jos Verstappen. De hecho nuestro primer post en Motor Al Dia fue: Como Minardi casi ganó el Gran Premio de Brasil.

Emocionante victoria

02 Ayrton Senna GP Brasil 1991 610x374

Brasil 1991, una de las más memorables victorias del que es para muchos mejor piloto de la historia, Ayrton Senna.  El ídolo local conseguía la “pole” número 54 de su carrera. La carrera resultó un duelo consigo mismo, durante varias vueltas fue encontrándose con la pérdida de varias marchas en el cambio de su McLaren.

La ventaja que había conseguido inicialmente se vio amenazada por el equipo Williams, primero Mansell y después Patrese, acercándose peligrosamente en el momento en que su caja de cambios había quedado definitivamente trabada, limitada al uso de la sexta marcha y con varias vueltas por delante sobre un circuito abarrotado de paulistas que no entenderían su derrota.

Había que resistir y lo hizo. La lluvia hizo su aparición en las últimas vueltas y con ella, quizás la oportunidad de demostrar una vez más quién era el mejor bajo el líquido elemento. Tras la bandera de cuadros, un Ayrton Senna exhausto, más frágil que nunca, hubo de ser extraído del “cockpit” ayudado por Wilson Fittipaldi, mezcladas lágrimas de dolor y júbilo hasta recibir ayuda médica.

En rueda de prensa posterior explicaba que “al principio fueron cuatro las velocidades que no conseguía engranar y tenía que pasar de tercera a quinta. Después también fallaron las restantes, que saltaban. El esfuerzo para conducir en esas condiciones era enorme. Con la mano derecha tenía que sujetar la palanca, que estaba un poco suelta, y con la izquierda girar el volante, asegurándome mientras de no engranar las marchas averiadas”.

Uno de los más accidentados

Brasil 2003, antes dar inicio a la carrera, se desató una lluvia torrencial que obligó a la organización a permitir cambiar los reglajes de los coches para adaptarlos a las condiciones de la pista. La salida se dio utilizando el coche de seguridad, que se mantuvo en pista hasta la séptima vuelta.

Kimi Räikkönen lideraba la carrera en la vuelta 52, pero un error permitió a Giancarlo Fisichella subir a la primera posición en la vuelta 53. En la 54, Mark Webber chocó al salir de la curva que conduce a la recta principal, provocando la salida del coche de seguridad.

Fernando Alonso se encontró en la pista restos del coche de Webber y su Renault salió lanzado hacia una pila de neumáticos que se esparcieron por el circuito impidiendo la continuación del evento por razones de seguridad. Alonso fue sacado en ambulancia del circuito.

Última victoria

Siguiendo con el GP de Brasil del año 2003, al no haberse disputado 75% del evento, debido a la bandera negra por el accidente que involucró a Mark Webber y Fernando Alonso, según las reglas de Fórmula 1 las posiciones finales se determinan de acuerdo a la posición de los pilotos dos vueltas antes de decidirse el final del evento. Los comisarios pensaron que el líder Fisichella estaba en su vuelta 54 y adjudicaron incorrectamente el primer lugar a Räikkönen, el segundo a Fisichella y el tercero a Alonso, según las posiciones de la vuelta 52.

Varios días después, la revisión de los datos de la carrera mostró que Fisichella estaba en la vuelta 55 en el momento en el que se interrumpió la carrera y, por tanto, se debían tomar las posiciones de la vuelta 53, dando como resultado un intercambio de posiciones entre Fisichella y Räikkönen. El finlandés devolvía el trofeo en la siguiente carrera al italiano, de ésta forma Jordan lograba lo que sería su última victoria en la máxima categoría. Irónicamente, al final de la temporada, Räikkönen perdió el campeonato por sólo dos puntos.

Campeón por unos segundos09

Las dos últimas vueltas del GP de Brasil del 2008 pasarán a la historia del Gran Circo como unas de las más decisivas y disputadas.

Cuando Felipe Massa cruzaba la línea de meta en primera posición, era el virtual campeón. Lewis Hamilton era sexto en el último giro, teniendo a Sebastian Vettel y Timo Glock por delante. En Ferrari incluso ya celebraban el título de su piloto.

Su júbilo fue en vano. Sorprendentemente, al pasar por la bandera a cuadros, Hamilton no entraba en sexta posición, sino en quinta, con lo que se proclamaba campeón. Timo Glock pagaba muy caro con neumáticos de seco en las últimas vueltas y tanto Sebastian Vettel, que por entonces rodaba quinto, como Lewis Hamilton, que iba sexto, le adelantaban en la última curva antes de pasar por meta.

Felipe Massa fue por unos segundos el campeón del mundo  Fórmula 1.

“En esas vueltas finales, nunca tiré la toalla,” recuerda Lewis. “Ahora, pasado el tiempo, lo recuerdo borroso. Esas vueltas finales que parecieron convertirse en una y sólo recuerdo adelantar a Timo, colocar el coche y pisar el acelerador. Con una mezcla entre miedo y alivio, crucé la línea y mi mundo se volvió loco. Fue un sentimiento inolvidable”. Lewis Hamilton

La última carrera del Kaiser

El GP de Brasil de 2012 fue testigo de la última carrera del heptacampeon del mundo, Michael Schumacher quien decidía poner fin a su carrera deportiva, por segunda vez y de forma definitiva con el equipo Mercedes.

¿La suerte del Campeón?

El año pasado, Sebastian Vettel y Fernando Alonso llegaban con chances para proclamarse como campeón de la temporada. Durante la clasificación los McLaren conseguían el 1-2, mientras Vettel quedaba cuarto y Alonso octavo.

La carrera comenzó con una emocionante salida en la que los McLaren se han escapado mientras detrás, Felipe Massa saltaba hasta la tercera plaza de forma brillante. Fernando Alonso también salía bien y conseguía adelantar a Sebastian Vettel. En las ‘eses de Senna’, Kimi Räikkönen se pasaba de frenada y estaba a punto de llevarse por delante a Vettel, pero era Bruno Senna el que se tocaba con el de Red Bull.

El alemán hacía un trompo, pero se salvaba milagrosamente del abandono, suerte de campeón que le dicen,  e iniciaba una remontada fantástica desde el fondo de la parrilla parecida a la que había protagonizado antes en el GP de Abu Dhabi. Al final, Alonso llegaba segundo y Vettel llegaba cuarto, lo que le bastaba para coronarse como el tricampeón más joven de la historia.

Un GPS para Kimi

Por último, pero no menos importante. También el año pasado, Kimi Räikkönen protagonizó un hecho bastante jocoso. Literalmente se perdió en plena carrera, mejor si lo ven ustedes mismos.

Anuncios