Las segundas partes pueden ser mejores: el pasado casi vergonzoso de Citroën en el mundial de Rally

bx

Hasta 2013, Muchos de los aficionados al rally han conocido hasta el cansancio de las victorias obtenidas por Citroën en el campeonato mundial de rally en la última década, quien sea novel fan en esta disciplina automovilística tendrá fresco en la retina el palmarés del constructor francés junto con Sebastien Loeb, sin embargo Citroën tiene un pasado que nada tiene que ver con el profesionalismo y dedicación dados a los modelos Xsara, C4, C3 y DS3 a los mandos del Multicampeon de Alsacia.

Por: @edgargomezgodoy

En 1974, Peugeot y Citroën se confundían como un único constructor, respetándose el producto de cada marca, lo cual limitaba a Citroën a participar en ámbitos donde Peugeot no tuviese dominio y viceversa (?). El escenario en cuestión sería el del Mundial de Rally, que tenía a Peugeot como último campeón de Constructores con el monstruoso 205T16 como insignia de la marca.

bx2

Entramos al año 1986, temporada en la que se escribiría el epílogo de la etapa más asombrosa de la historia de los Rallys y el automovilismo en sí. El WRC corría con coches homologados dentro el grupo B.

Los Ingenieros de Citroën, liderados por Guy Verrier querían desarrollar su propia bestia de Grupo B para entrar a competir con su similar de Peugeot, aunque no pudieron obtener los recursos que hubiesen deseado para competir de igual a igual.

La única opción viable: utilizar un chasis BX de serie y reforzarlo con barras tubulares, el capo y la puerta trasera fueron hechas de plástico para ahorrar peso.

Fue un coche que se destacó por lo que llevaba debajo del capó, y al mencionar esto no me refiero a su desempeño, sino a como el motor terminó alterando la forma del coche.

motor

Utilizaron como base de la planta motriz, el bloque de un Peugeot 505 y se instaló una inyección electrónica L-Jetronic Bosch y un turbocompresor KKK tipo K26, potenciándolo hasta los 380 CV.

El bloque del Peugeot 505 había sido proyectado originalmente para ir en forma longitudinal en relación al chasis, al contrario con la predisposición estructural del BX de serie, a consecuencia de este inconveniente se optó por prolongar el frente en 28 cm. y a fin de optimizar la performance del coche, se acortó la distancia entre ejes en 40 mm. Aún con todo el daño estético ya ocasionado, los diseñadores debieron alterar la forma del capó para albergar al motor, que resulto muy alto con los dispositivos para sobrealimentación.

bx3

Un Gurpo B era por lo general de tracción integral, en contraste al BX de fabrica, que era de tracción delantera; los ingenieros lejos de optar por las soluciones de sus colegas de Peugeot, se vieron obligados a improvisar un esquema de tracción total, se acopló el puente trasero del 505 y una caja de cambios procedente del Citroën SM, con lo cual se ahorraron el rediseño recurriendo a la adaptación de piezas en stock.

Características

caracteristicas

Su palmarés?: Pobrísimo! (participó en 15 rallys, de los cuales solo 3 del mundial y abandonó en 13 ocasiones) convirtieron en un fiasco la aventura de Citroën en el Mundial de Rallyes.

Corrió solo en 3 fechas puntuables: Montecarlo, Suecia y Acrópolis. Acabando con un 6to puesto en el Rally de Suecia y abandonando en las otras dos por roturas de suspensión y accidente.

bx4

En 2004, Peugeot presentaría el poco competitivo 307 y Citroën pasaba a un primer plano con el Xsara. Lo cierto y concreto es que Citroën tuvo su segunda oportunidad y se pudo liberar del vergonzoso recuerdo del BX 4TC. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s