Los WRC, los RRC, S2000 y los R5, que confusión!

Durante los últimos años, la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) ha dado luz verde a multitud de categorías que han aportado su granito de arena para ahondar más aún en el desconcierto de los aficionados. Incluso los que se están iniciando en el bello arte de los rallys, se encuentran en el tema de las diferencias entre coches un verdadero muro muy difícil de flanquear.

Por: @cbenitz

Los WRC, los RRC, S2000 y los R5, posiblemente los coches más parecidos entre sí, son los causantes de grandes confusiones entre la mayoría de los aficionados. Como un ejemplo, en la última fecha del campeonato mundial disputado en la República Argentina, muchos se preguntaban cual era la diferencia entre el Ford Fiesta RRC del peruano Nicolás Fuchs y el Ford Fiesta R5 del compatriota Diego Domínguez, quienes venían peleando tramo a tramo en la categoría WRC2. Autos idénticos a simple vista, pero muy diferentes en su interior.

En medio de este desastre los puntos en común entre unas y otras categorías obliga a hacer un pequeño repaso ya que muchos de ellos se encuentran compitiendo bien en el mundial o en el ERC (European Rally Championship) y comienzan a llegar a sudamérica.

Los WRC

La categoría reina es la de los World Rally Cars y aunque quedan al margen de la WRC2 es la cúspide y el origen de todo lo demás.

Desde 2011 éstos emplean motores de 1.600 centímetros cúbicos, inyección directa de gasolina y sobrealimentados con una brida de 33 milímetros de diámetro para una presión máxima absoluta de 2,5 bares. De las levas en el volante, pasamos a un cambio secuencial, manteniendo la tracción total (instalada en el campeonato durante las últimas tres décadas), prescindiendo de un diferencial central y un peso mínimo de 1.200 kg.

Son los únicos que pueden llevar un alerón trasero y un Kit aerodinámico desarrollado por ellos mismos, ya que el resto de categorías los llevan bajo reglamento. Esto nos permitía ver configuraciones aerodinámicas completamente distintas, como por ejemplo entre el Polo R WRC y el desaparecido Mini JCW.

PicsArt_1400086758654

La posibilidad de desarrollar Kits aerodinámicos personalizados, nos permitía ver configuraciones aerodinámicas completamente distintas, como por ejemplo entre el Polo R WRC y el desaparecido Mini JCW

Con respecto al resto de categorías, los WRC tienen las ventajas de una mejor frenada, una mayor velocidad punta y sobre todo una gran capacidad de aceleración gracias al turbo y su mayor brida de admisión. Prácticamente inalcanzables en asfalto gracias a su estabilidad, son los actuales reyes del Mundial de Rallys.

AUTO-RALLY-MONTE-CARLO

El Ford Fiesta WRC, el Citroën DS3 WRC, el Volkswagen Polo R WRC y el Hyundai i20 WRC (img: Getty Images)

Ahora mismo Volkswagen (Polo R WRC), Citroën (DS3 WRC), M-Sport (Ford Fiesta WRC) y el debutante de este año Hyundai (i20 WRC) compiten en esta categoría. Y he aquí uno de los puntos que suelen generar confusión entre los aficionados; los WRC no están admitidos en el Campeonato de Europa de Rallys (ERC) ni en campeonatos regionales de rallys. Debido a ésta restricción nacen sus hermanos menores.

Los RRC

La denominación variaba según el fabricante, pero M-Sport bautizó al paso intermedio entre el WRC y el Súper 2000 ‘Regional Rally Car’ (RRC) y es el término que a la larga se impuso. El extinto proyecto Prodrive, por ejemplo, había llamado a su Mini John Cooper Works ‘Superproducción’, pero Citroën, el último en unirse al grupo de marcas con uno de estos vehículos en su catálogo carreras cliente también se había decantado por el RRC.

El Citroën DS3 RRC del polaco Robert Kubica

El Citroën DS3 RRC del polaco Robert Kubica

La ventaja de estos coches es que con unos cambios relativamente pequeños se pueden convertir en un WRC y viceversa. ¿Diferencias? Más bien pocas. Como los WRC emplean un motor 1.6 sobrealimentado y de inyección directa pero con una brida en admisión de 30 milímetros a diferencia de los 33 de sus hermanos mayores. Además, prescinden de ese ‘kit WRC’ que permitía emplear un paquete aerodinámico más avanzado y mejoras a nivel frenos, volante motor, etc.

Nacieron como los coches perfectos para correr en los diferentes campeonatos nacionales. Más baratos que los World Rally Cars pero con el mismo motor que estos, estos coches han mostrado en más de una ocasión ser bastante más rápidos que sus rivales directos, los S2000.

Ford-Fiesta-RCC-002

Esos tres milímetros de menos en la brida del turbo, junto a una aerodinámica menos trabajada (alerón trasero y kit aerodinámico son comunes), unos frenos menos potentes, mayor peso y un centro de gravedad más alto, hace que alcanzar a los WRC con un RRC sea prácticamente un milagro. Sin embargo estos coches han demostrado, como ya dije antes, ser superiores a los S2000, tanto en capacidad en la salida de curva como en lo que respecta a velocidad punta.

Los RRC o, como los define la FIA, “Súper 2000 con motor 1.6T y brida de 30 mm” también pueden participar en el European Rally Championship. En el mundial están con el resto de los coches de tracción total en la categoría WRC 2.

Los Súper 2000

Viejos conocidos ya, los Súper 2000 tienen fecha de caducidad ante la llegada de su reemplazo, los R5. A diferencia de los WRC, los RRC y los R5, los S2000 montan un motor atmosférico (sin turbo) de hasta 2.000 cc, con inyección multipunto (no directa) y su cuerpo de admisión es de hasta 64,25 mm.

skoda-hevia-iman-rias-baixas-g

Los frenos son bastante más pequeños que los WRC por lo que cada vez que aparece un S2000 por delante de un World Rally Car es digno de elogiar. Su peso mínimo de acuerdo con la homologación FIA es también de 1.200 kg. Por supuesto siguen siendo válidos para participar en el ERC y en el mundial han quedado encuadrados en la categoría WRC 2.

Gustavo Saba sigue corriendo con el Skoda Fabia S2000 en el campeonato de rally nacional y CODASUR

Gustavo Saba sigue corriendo con el Skoda Fabia S2000 en el campeonato de rally nacional y CODASUR

Los R5

La FIA cada cierto tiempo busca poner freno a la espiral de encarecimiento de las distintas alternativas que se han creado en torno a los WRC y, ésta entre otras razones, han llevado a la creación de los R5.

Las principales diferencias se encuentran en el propulsor. El bloque motor parte mucho más de los autos de serie (de calle) que el de los World Rally Cars, el cual se consideran casi prototipos como los de MotoGP. Sus 1.620 cc y la brida de 32 mm de diámetro permiten una potencia de unos 280 CV, pero una mejor aceleración que sus antepasados, los S2000. Con ellos la FIA ha intentado poner fin de nuevo a la escalada de gastos que se produce en todas las competiciones automovilísticas.

Como el resto de alternativas se mantienen aspectos como el peso mínimo (1.200 kg), la presión máxima absoluta del turbo (2,5b), la tracción total, la caja de cambios secuencial, la ausencia de un diferencial central, el ancho máximo (1.820 mm) y las medidas de las llantas en asfalto (18’’) y tierra (15’’). Igual que los RRC o los Súper 2000 se prescinde de kits de mejora que harían perder ese carácter accesible que la FIA quiere que tengan los R5, es decir igual que los S2000 o los RRC, montan el kit aerodinámico reglamentario, el mismo para todos.

La mayor diferencia radica en el coste, puesto que son más económicos por lo que compiten en precio contra los Super 2000 y los RRC pero ofrecen mayores ventajas. Las marcas se metieron de lleno al desarrollo de estos autos y actualmente ya hay cuatro modelos categoría R5, de los cuales tres ya se encuentran compitiendo y una en pleno desarrollo.

M-Sport fue el primero en presentar su R5, el Ford Fiesta R5, que tuvo muchísima aceptación desde el comienzo y llevaban vendidos hasta marzo de éste año 50 unidades.

r5ford

Peugeot presentó su 208 T16 R5 en febrero, y su debut en el ERC fue bastante auspicioso con una victoria en el Rally de Acrópolis tan solo un mes después de su presentación.

3973705611366611878

Citroën también presentó su DS3 R5 luego de varios problemas durante su desarrollo y retrasos para la homolagación de FIA, pero lo consiguió en abril tan solo un día antes del arranque del Rally de Portugal. Y en su debut terminó en sexta posición en el Rally de Sanremo. Citroën Racing ha confirmado que tienen encargados 30 unidades de DS3 R5.

ds3r5-2

Y el último en llegar será el Skoda Fabia R5, la marca checa ha decidido jubilar definitivamente a su exitoso Fabia S2000 y emprendió el camino hacia su categoría R5. Varios videos se fueron filtrando donde muestran al Skoda Fabia R5 realizando intensos test para su desembarco definitivo a mediados del 2015.

1

Sin duda parece que la FIA ha dado en el clavo con los R5, se empiezan a masificar y están llegando a todos los rincones del mundo, como ejemplo de ello Paraguay tuvo el privilegio de ser el primer país sudamericano en contar con un categoría R5, el Ford Fiesta R5 de Miki Zaldivar fue el primero en pisar tierras sudamericanas.

Fuente: motorpasionf1.com

Anuncios