¿Por qué los motores estilo IndyCar en F1 pueden ser una realidad?

Carlos Ghosn, Presidente de Renault, ha manifestado que no tendrían reparos en abandonar la F1 y centrarse en la Formula E. (Getty)

Desde finales de octubre que se venía hablando de la posibilidad de que en un futuro, a lo mejor 2017, en la F1 se implementaran unos mucho menos costosos motores V6 2.2L biturbo, una configuración similar a la que se utiliza en la Indycar. Ocurre que si Mercedes continúa con esta ventaja el próximo año, ¿cuánto durarán Honda y Renault en la categoría?

Se estima que los equipos pasarían de gastar U$D 20 millones por temporada, a tan sólo U$D 7 millones. El problema de los costos es todo un caso aparte, la FIA ha admitido que Ferrari usó su derecho de veto en los intentos del organismo para introducir un coste máximo en el precio de suministro de los motores cliente por parte de los fabricantes actuales. Los fabricantes no quieren un ‘techo’ para los costos de sus motores, pero la alternativa de los 2.2L biturbo de 700 CV no vendría acompañada de un límite de costes, sino que sería una opción mucho más barata, de alrededor de U$D 1,3 millones por motor.

“Debemos dejar de perder el tiempo pidiendo opiniones a nuestro alrededor… Entre nosotros (con Jean Todt) debemos decir ‘estas son las reglas del Campeonato, si quieres estar dentro, genial, si no, lo entendemos’” Bernie Ecclestone

Jean Todt y Bernie Ecclestone habrían llegado a un acuerdo, y éste sería el nuevo rumbo de la F1.

“Siempre estamos viendo cómo podemos implementar medidas que hagan que la F1 sea más asequible”, Jean Todt.

Ecclestone sostuvo que la democracia en la F1 es un problema, y Todt está consciente de la crisis por la que pasa la F1 ¿Pero qué dicen al respecto los demás fabricantes?

El escenario ante una posible huída de fabricantes de motores de la F1 es real, por eso Renault no compró definitivamente Lotus, McLaren no va a esperar a que Honda esté a la altura toda una década, el tiempo de que las cosas sigan así se agota… es evidente que se viene un cambio.

Es por ello, que se rumorea que Ferrari ha dado el visto bueno ante la llegada de los V6 2.2L biturbo, también Lauda ya había dado el visto bueno hacia un cambio en la F1. Faltan afinar detalles para que en las negociaciones terminen ganando todos. Además, si ingresan motoristas estadounidenses, los demás motoristas pensarían dos veces antes de huir del gran circo.

Los motores de Indycar también son unos V6 2.2L biturbo, las principal diferencia con la F1 sería el combustible: en Indy usan E85 (etanol 85% y 15% del combustible fósil), además de una calibración diferente de la carga de presión, de entre 1,3 a 1,6 bar dependiendo del circuito. Esos parámetros podrían ser relativamente fáciles de adaptar, pero un cambio radical que tendría un impacto estructural sería la posición del eje del motor, según Mario Illien.

Por @Rodree5

Anuncios